¿Vas a emprender? Así es como debes ubicar los recursos para financiarlo

¿Vas a emprender? Así es como debes ubicar los recursos para financiarlo 2
Compartir Articulo

62 / 100

¿Vas a emprender? Así es como debes ubicar los recursos para financiarlo

Al momento de emprender, inclínate porque un negocio que te apasione. Solo así mantendrás la motivación sin importar las veces que tengas que reinventarte.

Si buscas otro ingreso, puede comenzar como un complemento de tu trabajo actual. Pero si quieres libertad financiera, posiblemente tengas que centrarte de lleno en el emprendimiento.

¿Vas a emprender? Así es como debes ubicar los recursos para financiarlo. Tu negocio comienza contigo, tus fortalezas serán la brújula del emprendimiento.

¿Por dónde comenzar?

Tienes que analizarte a fondo: ser sincero sobre tus habilidades, lo que te apasiona y las áreas que dominas. Pero también cuánto capital puedes invertir y cuánto necesitarás. Aclarar qué tipo de vida quieres para ti. Normalmente, trabajas más horas como emprendedor que como trabajador.

Para que tu idea sea rentable tiene que solventar una necesidad, aplica igual ofrezcas un servicio o producto.

Conoce el mercado

¿Hay otros desarrollando ideas similares a la tuya? Si innovarás, ¿cuál es el motivo? ¿Es una solución real? No te apoyes en las investigaciones hechas por terceros, llévalas tú. Entre amigos, conocidos y desconocidos, visitando a la que sería tu competencia.

Si existen proyectos semejantes, necesitaras trabajar en lo que te identificará. Es decir, ¿por qué los compradores te elegirían sobre otros?

¿Cómo desarrollar un proyecto de negocio?

Si todavía no tienes tu idea, hay formas de dar con ella. Lleva tus conocimientos a un nuevo nicho, esta opción le da un giro positivo a muchos negocios existentes.

Busca soluciones a problemas cotidianos que tengas, este método es usado por muchos emprendedores para comenzar sus negocios. Si simplifica la vida ¡puedes tener una buena acogida en el mercado!

Piensa en mejoras para modelos de negocio pre-existentes. Puedes lograrlo ofreciendo productos/servicios en menor tiempo, más asequibles o re potenciados.

Existen al menos una decena de maneras de conseguir capital para tu emprendimiento. La primera es que el dinero salga de tu bolsillo. Si bien puede exigirte más tiempo, el control de cómo administrarlo recae en ti.

Pide ayuda a familia o amigos. Si dejas la propuesta escrita y la presentas honestamente es posible que consigas respaldo económico. Pero, ¡cuidado con confundir las relaciones personales con las laborales.

Puedes inclinarte por campañas digitales de crowdfunding. También puedes tocar la puerta de instituciones privadas o pedirle préstamos moderados a tu banco.

Otras opciones son apelar a pequeños inversionistas de tu entorno o irte por inversionistas de gran riesgo.  Inclusive entre tus compradores podrías encontrar alguien lo suficientemente interesado para financiarte.

Los intercambios son una buena opción para los emprendedores. Puedes ofrecer tu producto o servicio y conseguir a cambio una oficina para tus operaciones. Investiga si hay incubadoras de emprendimientos cerca de ti.

Estas organizaciones brindan herramientas a los nuevos negocios. Desde cursos y talleres hasta financiamiento, asimismo puedes crear relaciones estratégicas.

Ten presente que siempre será una inversión una buena computadora. Te servirá tanto para armar tu estrategia de negocios, idear o revisar planes de mercadeo, entre otros.

¿Cuándo estás listo para ver a un inversionista?

Primero es indispensable que tengas definido y por escrito tu plan de negocio. Desde allí te será más fácil probar que tu negocio crecerá y será rentable. Los emprendedores que se presentan sin el plan de trabajo, anulan sus posibilidades de captar a un inversionista.

Recuerda necesitas que sea sencillo entender grosso modo cómo funciona el mercado, qué tanto crecerá tu marca. De igual forma, debes manejar tus estados financieros. Si no los conoces, tampoco podrás darles la información a tus potenciales inversores.

Tips para evitar el fracaso

¿Por qué presentarías tu negocio ante inversionistas? Desde el principio tienes que aclarar tu norte. Sopesa los puntos a favor y en contra, también ten a la mano para qué usarás el dinero.

Considera las pérdidas. Si bien los ingresos pueden ser atractivos, debes prepararte para esas pérdidas que pueden darse. Puntualiza cuánto invertirás y cuánto te llevará recuperar la inversión inicial.

Trabaja y esfuérzate en tener la mayor calidad posible, así irás ganando terreno en tu nicho. No tengas miedo a innovar como resultado de una buena retroalimentación.Entre más conozcas a tu target, mucho mejor. Necesitas prever cómo actuará a largo plago. Tienes que saber a quién va dirigido tu producto/servicio, qué tanto conoce a tus competidores, a qué se dedican, etc.


Compartir Articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba