Aprende a vender más con las neuroventas

Aprende a vender más con las neuroventas 2
Compartir Articulo

79 / 100 Puntuación SEO

Aprende a vender más con las neuroventas

Se dice que todos estamos continuamente vendiendo. Vendemos ideas, proyectos, productos o incluso nuestras aptitudes para un trabajo. Te desenvuelvas o no como vendedor profesional, seguro sabes lo desgastante que pueden ser las negociaciones.

El experto en marketing, Jürgen Klaric, explica una “ciencia” para ser más efectivo como vendedor. Aprende a vender más con las neuroventas, su multitud de beneficios te cautivarán.

Por ejemplo, si alguien trabajar en un call center sufre un rechazo tras otro, lo que radica en un desgaste emocional muy grande. Las neuroventas evitarán tanto desgaste y potenciarán tu producción.

Es importante distinguir cómo abordar a un hombre o una mujer al momento de venderle. Klaric sostiene que 85% de las compras surgen del subconsciente o del inconsciente. Apenas 15% de las compras dependen del consciente.

Por otra parte, solo 20% de la decisión de compra está sometida al factor cultural. También vale saber que las personas comprar como un método para ocultar miedos o carencias emocionales.

¿Cómo aplicarlas? Reestructura tu forma de vender integrando los siguientes consejos.

Enfócate en los atributos del producto

¿Qué hace el producto por tu cliente? Si es una silla, puede corregir malas posturas. Un buen colchón proporciona una noche de sueño reparador y previene dolores de columna, etc. ¡Cuida que dichos atributos serán reales!

Inclínate por las promociones

Este método resulta más atractivo y eficaz que los descuentos, porque crea la sensación de poseer más.

Género y número

Habla tanto como tu cliente lo haga, esto variará conforme a su género. Con mujeres habla más, con hombres sé más directo, este sistema es muy funcional.

Si vendes ropa, dale tres alternativas al hombre pero 30 a la mujer. Si estás en el ramo tecnológico, enséñales 30 productos a los hombres y apenas tres a las chicas. Manéjate siempre con el número tres, ese dígito funciona como una llave maestra.

Ten una buena actitud

Sé alegre, cordial y mantén tu mejor sonrisa. Los clientes prefieres vendedores agradables, optan por comprarles a ellos en lugar de a otros con mal genio.

Déjalo pensar

No seas un vendedor que asfixie al cliente, porque lo puedes aturdir y perder una opción de venta. Háblale al cerebro reptil, subconsciente. Este cerebro se asocia a la felicidad, placer, protección, unión, movimiento, anarquía, reproducción, seguridad, trascendencia y exploración.

¿Tu producto/servicio cubre algunas de estas necesidades? Entonces, te será más fácil de vender.

Sé gráfico

Puedes apelar a infografías o discursos gráficos, hazlo imaginar. Motiva su lado emocional. Cuando de ventas se trata, quienes compran más son aquellas personas más emocionales. Si quieres vender más recurre a él en cada oportunidad. Así es el mercadeo de experiencias.

Comunica con todo el cuerpo

Mira a tu cliente a los ojos, después lleva la vista hasta el producto. Escucha el doble de lo que hablas. Primero necesitas entender las necesidades de tu cliente.

Así podrás explicar cómo tu producto o servicio resuelve sus problemas o le simplifica la vida.

Ten un trato más flexible con el cliente

Sé empático, el cliente necesita sentirse comprendido en sus necesidades puntuales. Atrae su atención, parte de cómo funcionaban las cosas antes y qué cambios o mejoras aporta el producto.

Para que haya mayor cercanía descarta masticar chicle, fumar e inclusive usar lentes a menos que sean correctivos. De igual forma imita su formar de hablar  gestos.

Pregúntale su nombre, llámalo por su nombre o tutéale abiertamente. Así generarás confianza entre ambos. Compártele algunos trucos o funcionalidades casi como si fuera un secreto de amigos.

Deja la parte de mayor impacto para en inicio y el desenlace. En el desarrollo, sé tú mismo tómalo con calma. Apela con confianza a paradojas, ejemplos o anécdotas que ilustren tu punto.

¿El objetivo? ¡Qué pasen un buen rato! De esa manera más personas se acercarán y estarán dispuestos a escucharte. Ahora más que nunca, el valor de las historias se alza y capta a las personas.

Anímate a re-pensar la manera en que estás vendiendo. En las neuroventas, vendes sin forzar la barra. Esto quiere decir sin agobiar a los clientes, minimizando tus niveles de estrés o desgaste emocional. Recuerda la actitud será el punto diferenciador.

Si ya has tomado estos apuntes nosotros podriamos ayudarte con nuestros servicios.


Compartir Articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba